La educación: herramienta para construir la equidad de género en cuatro municipios de la Mancomunidad de la Cuenca del Caine (Bolivia)

 

nñas bolivia

ORGANIZACIÓN SOCIA:

CEBIAE (Centro Boliviano de Investigación y Acción Educativas)

 

PERÍODO DE EJECUCIÓN:

Febrero 2014 – febrero 2016 (24 meses)

 

PERSONAS BENEFICIARIAS:

Directas: 1.173 personas (539 hombres y 634 mujeres)

Entre estas personas figuran: 360 estudiantes de segundo y tercer ciclo de primaria; 224 docentes de primaria; 387 padres y madres; 180 hombres y mujeres de las centrales campesinos y campesinas.

Población beneficiaria indirecta: 20.613 personas.

 

PRESUPUESTO:

351.808 €

 

ENTIDAD COFINANCIADORA:

Junta de Comunidades de Castilla - La Mancha (275.864 €)

logo Castilla La Mancha


DESCRIPCIÓN:

 

El proyecto tiene por objetivo mejorar el acceso y la permanencia de las niñas en el segundo y el tercer ciclo del nivel de enseñanza primaria (del 4º al 8º grado) en cuatro municipios rurales de la Mancomunidad de Municipios de la Cuenca del río Caine: San Pedro de Buena Vista, Acasio y Torotoro, en el departamento de Potosí, y Anzaldo, en el departamento de Cochabamba.

Estos municipios, cuya población vive dispersa (la densidad de población oscila entre los 71 y los 9 habitantes por km2), se hallan entre los más pobres del país. En el ámbito educativo, presentan una oferta limitada y de pobre calidad, que discrimina especialmente a las niñas y adolescentes, que se encuentran con serias limitaciones para ejercer su derecho a la educación.

Los motivos son diversos, entre los que podemos citar razones culturales o económicas como la tradicional desigualdad de género en estas sociedades rurales –que relega a la mujer a un papel secundario–, la alta migración de los hombres –que deja a las mujeres e hijos/as al cuidado del hogar y de la economía doméstica– o la falta de implicación de las familias en la educación de sus hijas.

Educación que perpetúa desigualdades

En el ámbito educativo, nos encontramos con que las escuelas reproducen patrones sexistas que perpetúan las discriminaciones y que existe una escasa oferta educativa en los ciclos segundo y tercero de primaria y en secundaria. Por lo general, las escuelas que ofrecen estos niveles se encuentran en los centros más poblados y para acceder a ellos los escolares de las comunidades rurales deben caminar 4 o 5 horas diarias por caminos desolados, con el riesgo que ello conlleva, especialmente para las niñas. Así, muchas familias optan por no enviar a sus hijas a continuar con sus estudios una vez han finalizado los tres primeros cursos de primaria.

De este modo, persisten unos elevados niveles de abandono escolar temprano y de analfabetismo. En el caso de las mujeres, el promedio de años de estudio es de 2,6, mientras para los hombres es de 4,3, lo que indica que pocos niños, especialmente niñas, finalizan la primaria.

El sistema educativo en estos municipios adolece, además, de una baja motivación entre los maestros y maestras por las malas condiciones de vida, las dificultades de acceso a la zona, el pobre estado de las viviendas y el poco apoyo que reciben por lo que se refiere a formación pedagógica.

La discriminación hacia las niñas y mujeres también tiene un reflejo dramático en la violencia doméstica o en las mismas escuelas, los niveles de embarazos no deseados a edad temprana y las altas tasas de mortalidad materna.


Atención a las niñas y adolescentes

Ante esta situación, Educación Sin Fronteras, junto a la organización socia local CEBIAE (Centro Boliviano de Investigación y Acción Educativas), han venido desarrollando proyectos desde el año 2006 en estos mismos municipios para mejorar la educación en la zona y potenciar el  desarrollo local.

El proyecto que ahora se pone en marcha, financiado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, ahonda en este objetivo, con atención especial a que las niñas puedan completar los estudios de primaria y secundaria, promoviendo a la vez la equidad de género en la sociedad como base para que la población femenina pueda participar plenamente en la sociedad y ser protagonista activa de los procesos de decisión.

Se trabajará en 12 unidades educativas (configuradas por redes de escuelas) de los cuatro municipios. Las actuaciones previstas responden a cuatro líneas de trabajo:

  • Currículo académico: mejora de los contenidos educativos y la metodología pedagógica incorporando el uso de las nuevas tecnologías de la información. Se dotarán a las aulas de ordenadores y se formará a los escolares y docentes en conocimientos informáticos. Asimismo, se trabajará en la adaptación de los contenidos de los planes de estudio a las realidades locales de la zona.
  • Formación de liderazgos entre mujeres campesinas para aumentar su participación en los espacios públicos de sus municipios. La migración de los varones ha propiciado que muchas mujeres asistan a las reuniones, aunque su papel en muchas ocasiones es meramente testimonial.
  • Sensibilización sobre la equidad de género entre la comunidad educativa (estudiantes y familias) y entre los miembros –hombres y mujeres– de las organizaciones campesinas. Estas entidades de base tienen una gran incidencia en las áreas rurales.
  • Apoyo a los internados rurales. El objetivo es mejorar sus niveles de gestión y convertirlos en espacios donde puedan acceder las niñas y adolescentes sin  temor a ser maltratadas y/o discriminadas.