Promoción del asociacionismo y el desarrollo integral de la juventud indígena en la región occidental de Guatemala

 

consejo de la juventud en Guatemala

ORGANIZACIÓN SOCIA:

SERJUS (Servicios Jurídicos y Sociales)

PERÍODO DE EJECUCIÓN:

Enero 2011 - diciembre 2013

PRESUPUESTO:

397.000 €

ENTIDADES COFINANCIADORAS:

Junta de Andalucía y Ayuntamientos de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), Málaga y Sabadell (Barcelona).

logo AACID Sant Cugat logo Malaga

 

DESCRIPCION:

Los jóvenes de comunidades indígenas de Guatemala son el centro de atención del proyecto que Educación Sin Fronteras lleva a cabo desde 2011 en la región occidental de Guatemala junto con la asociación local Serjus para promover su participación plena en la sociedad de la que forman parte y evitar riesgos de exclusión social.

El proyecto, que estará activo hasta final de 2013 y cuenta con financiación de la Junta de Andalucía y los Ayuntamientos de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) y de Málaga, lleva por título “Empoderamiento y participación de la juventud, una estrategia de desarrollo humano sostenible en comunidades indígenas de Guatemala”. Su finalidad es la de promover y consolidar estructuras organizativas entre los jóvenes para favorecer la igualdad de oportunidades y el desarrollo de sus propios derechos. El proyecto abarca nueve municipios de los departamentos de Quetzaltenango, Totonicapán y Sololá, en la región occidental de Guatemala, una zona con un alto nivel de población indígena.

Población joven

Guatemala cuenta con un elevado porcentaje de población joven: 8,5 millones de guatemaltecos, sobre una población total de 14 millones, son niños y jóvenes de hasta 30 años, y si observamos la franja de edad de entre 15 y 29 años, la cifra es de 4,5 millones. De estos últimos, casi la mitad son indígenas y el 60,3% vive en zonas rurales. Finalmente, un 54,3% de la población joven vive en condiciones de pobreza y, por tanto, sin acceso adecuado a los servicios básicos que presta el Estado y sin posibilidad de acceder a fuentes de ingresos que mejoren sus condiciones de vida.

En el caso del sistema educativo, y a pesar de las mejoras registradas con la institucionalización de la educación bilingüe (en español y en la propia lengua autóctona maya) y la reforma del currículo escolar, es necesaria la participación de la juventud en el contexto político, social, económico y cultural de sus propias comunidades. Sólo así pueden ser plenamente conscientes de sus derechos, hacerlos respetar e incidir en la definición de las políticas públicas que les afecten.

Creación de Consejos Municipales de Juventud

Dentro de este contexto, la estrategia de ESF y su organización socia pasa por formar a los jóvenes sobre aspectos de participación ciudadana, constituir órganos de participación a nivel municipal, establecer una metodología de trabajo con los poderes públicos locales para intercambiar conocimientos con la población indígena, y promover encuentros de jóvenes a nivel regional, nacional e incluso internacional con otros países de la región.

También se realizan talleres de formación en cuestiones productivas, mediambientales y de equidad de género, y se llevan a cabo campañas de sensibilización sobre el valor de la diversidad cultural en la comunidad.

Los propios jóvenes han mostrado interés en ser agente de cambio y gestor de su propio desarrollo. Como resultado de ello, se han constituído diversos Consejos Municipales de la Juventud, organismos formados por representantes de las diferentes expresiones juveniles de los municipios. Estos consejos, que buscan su reconocimiento ante las autoridades municipales, organizan actividades como formación política, encuentros regionales o campañas de sensibilización en temas cívicos, políticos o mediambientales. En algún caso, han presentado propuestas concretas ante los gobiernos locales para modificar los presupuestos destinados a juventud o para incidir en las políticas de educación.