Volver

06/09/2013

Enseñando a enseñar: la mejora de los procesos educativos en las escuelas técnicas del sur de Ecuador

colegios de bachillerato tecnico 3

Educación Sin Fronteras ayuda a implementar los procesos de gestión en los colegios de bachillerato técnico del sur de Ecuador, lo que ha permitido que estos centros fortalezcan las capacidades de los productores y productoras de la zona, generen conciencia ecológica e impulsen entre el alumnado el desarrollo de negocios relacionados con su entorno rural, especialmente en el ámbito de la agroecología y la producción ganadera o avícola.

 

Ser  docente no es fácil, pero al mismo tiempo es una de las profesiones donde más se aprende, aunque a veces un poco de ayuda externa resulta muy necesaria.

En 2006, el Ministerio de Educación de Ecuador implementó el Plan de Transformación Institucional, una herramienta de gestión institucional que deben utilizar todos los  centros educativos que ofertan  alguna especialidad de bachillerato técnico. En aquel entonces, los centros educativos recibieron todo el material disponible con los respectivos manuales para aplicar este plan, pero faltó realizar un proceso de formación al personal educativo para sacarle el mayor provecho posible a dicho estándar de gestión.

En la gestión institucional de los colegios se debe trabajar en base a una planificación operativa que normalmente se establece en relación al año. Es planificaciones eran hasta ahora incompletas, y para algunos, incluso desconocidas. En este punto entra Educación Sin Fronteras, que ha ayudado a afianzar la construcción de 60 estándares institucionales que conforman el Plan de Transformación en otros tantos centros educativos: 36 en la provincia de Loja , 17 en El Oro y 7 en Zamora Chinchipe. El proyecto, que ha beneficiado directamente a más de 400 docentes, forma parte de las actuaciones derivadas del convenio “Educación agroecológica y participación ciudadana en el sur del Ecuador”, que ESF ejecuta en las tres provincias junto a las organizaciones locales Fondo Ecuatoriano  Populorum Progressio, Contrato Social por la Educación y Corporación Catamayo, en coordinación con el Ministerio de Educación.

Ya que se trata de colegios técnicos agropecuarios, se ha hecho mayor hincapié en que estos centros educativos fortalezcan las capacidades de los productores y productoras a nivel local, afianzando de esta manera la vinculación que tiene cada colegio con su comunidad.

En cada centro educativo quedaron establecidos cuatro equipos operativos integrados por personas del mismo centro que se encargan de la ejecución de los descriptores según el área de gestión a la que corresponden. Los equipos operativos son: emprendimientos, gestión, currículo y bienestar estudiantil. El equipo técnico de Educación Sin Fronteras ayudó a que se formen estos equipos, y son ellos quienes le dan el seguimiento al desarrollo del plan operativo.

Módulos productivos

Uno de los puntos fuertes de las capacitaciones fue la consolidación de módulos productivos, que responden a los emprendimientos dentro de los centros educativos y cuyo objetivo fundamental es propiciar el aprendizaje de los y las estudiantes. De las actividades productivas emprendidas en estos módulos se generan negocios relacionados con el entorno del centro y su realidad social. Se ha procurado que los centros educativos tengan al menos un módulo que tenga que ver con la producción de animales mayores (vacuno, bovino y caprino), animales menores (gallinas, pavos y cuyes), árboles frutales y hortalizas.

Tanto en los procesos de capacitación técnica dirigidos a los y las docentes, así como en la producción de frutas y hortalizas, se dio mucho énfasis a la agroecología, especialmente a cuestiones como la diversificación de la producción, la utilización de semillas nativas, la nutrición del suelo y la valorización de los conocimientos ancestrales.

Otro de los pilares fundamentales de las capacitaciones se relaciona con el bienestar estudiantil. En este ámbito se propusieron tres actividades: desarrollar el plan de tutoría de los centros educativos, fortalecer los consejos estudiantiles y hacer un estudio de mercado cuyo producto sea una base de datos que permita dar opciones de estudio superior y/o trabajo a los jóvenes bachilleres.

Entre las metodologías utilizadas en las capacitaciones estuvieron los círculos de reflexión y las tareas atractivas. Los círculos de reflexión buscan que el profesorado tenga la sensibilidad de criticarse a sí mismo acerca del trabajo que están haciendo con los estudiantes. Las tareas afectivas se enfocan en generar eventos significativos para los estudiantes de tal manera que se diversifiquen los modos de aprendizaje.

Una de las partes más complicadas fue la sensibilización del personal docente. Se trabajó por ejemplo en zonas mineras, donde la extracción del oro es de momento más rentable que la agricultura, y no fue tan fácil hacerles entender de los beneficios de ambas empresas a largo plazo. Si en el sistema educativo se incluyen esos temas será más fácil a futuro crear una conciencia ecológica en las nuevas generaciones.

Las personas deben conocer cómo funciona su institución. Se puede decir que ahora los centros educativos son conscientes y sensibles al manejo de sus propias instituciones, saben cuáles son las responsabilidades de cada persona dentro del centro educativo, y eso lógicamente se traduce en un mejor funcionamiento de los mismos y en un mejor servicio educativo.