Volver

20/11/2013

La Campaña Mundial por la Educación advierte del insuficiente avance en el número de niños y niñas sin escolarizar en el mundo

logo CME

Según la UNESCO, 57 millones de menores en edad de cursar primaria no van a la escuela, lo confirma en la práctica la imposibilidad de cumplir el objetivo de Naciones Unidas de lograr la enseñanza universal en 2015. La Campaña Mundial, que Educación Sin  Fronteras colidera en España, se centra este año en la educación inclusiva y tiene por objetivo sensibilizar a la sociedad e influir ante los poderes públicos para garantizar una educación de calidad para todas las personas.

 

En el Día Mundial de la Infancia, la Campaña Mundial por la Educación (CME) quiere alzar la voz para denunciar que todavía hoy en día, 57,2 millones de niños y niñas en todo el mundo en edad de cursar la enseñanza primaria no van a la escuela, y que casi la mitad de ellos y ellas probablemente nunca ingresen en el aula. A pesar de que esta cifra se ha ido reduciendo desde el año 2000, cuando ascendía a 102 millones, el ritmo de descenso se ha estancado en los últimos años, y entre 2010 y 2011 (últimos años de los que se tienen datos) tan sólo se ha reducido en dos millones, según los informes más recientes elaborados por el Instituto de Estadística de la UNESCO.

Estos números ponen de evidencia que, casi con toda probabilidad, el mundo estará muy lejos en el año 2015 de cumplir uno de los compromisos fijados por Naciones Unidas dentro del programa de Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM): el de lograr la enseñanza primaria universal, es decir, que todos los niños y niñas del mundo vayan a la escuela. Esa fue también una de las metas establecidas en la cumbre de Dakar del año 2000, donde la comunidad internacional se comprometió a alcanzar la educación para todas las personas en 2015. Si bien entre los años 2000 (año en que se fijaron los ODM) y 2005, el ritmo de descenso de población infantil sin escolarizar fue esperanzador (se pasó de 102 millones a 70 millones), en los últimos años se ha ralentizado hasta los 57,2 millones de 2011.

Casi la mitad de estos menores (30 millones) vive en países del África subsahariana –donde no se ha producido ningún avance en los últimos cinco años-  y 12,4 millones en Asia Meridional y Occidental. La proporción de niños y niñas sin ir a la escuela se ceba especialmente en familias de zonas rurales y con escasos recursos, y afecta en mayor medida a las niñas que a los niños. A la cifra de 57,2 millones de menores sin escolarizar, cabría sumar los 69 millones de adolescentes de entre 12 y 15 años que no cursan secundaria, lo que representa que 126 millones de menores de 16 años no van a la escuela, según datos de la UNESCO.

Otro dato desalentador es el porcentaje de niños y niñas que abandonan el colegio antes de llegar al último curso de primaria. En 2011, esta cifra fue de 34 millones, lo que supone un índice de deserción escolar temprana del 25%, igual que en el año 2000.

Sensibilización e incidencia política

Por todo ello, la Campaña Mundial por la Educación (CME) alerta que es necesario seguir trabajando y presionando a los poderes públicos para que cumplan sus compromisos y garanticen una educación de calidad para todos y todas. Este curso 2013-14, la CME pone el acento en el derecho a una educación inclusiva de todas aquellas personas que tienen algún tipo de discapacidad, especialmente los niños y las niñas.

Durante los próximos meses se trabajará en centros educativos de toda España con ayuda de material didáctico específico y adaptado a cada nivel de enseñanza (desde primaria hasta bachillerato pasando por la educación no formal y para personas adultas) para sensibilizar al alumnado de que, en una sociedad plural, cada persona tiene unas características propias, diferentes e irrepetibles, por lo que hay que defender la inclusión de todos y todas a través de una educación personalizada, diferente y adaptada a las necesidades individuales.

 

(Descargar la nota de prensa en formato pdf)

(Enlace a la noticia en la página web de la Campaña Mundial por la Educación en España)