Volver

09/07/2014

Las entidades de la CME en Galicia presentan ante la Xunta el estudio sobre la ayuda al desarrollo en educación

foto cooperación gallega

El pasado 28 de mayo se presentó ante la Dirección General de Relaciones Exteriores y con la UE del gobierno gallego el estudio “La educación cambia la vida. La ayuda al desarrollo en educación de la Xunta de Galicia (2010-2013)” que analiza los fondos destinados por el Ejecutivo autonómico a proyectos educativos de cooperación para el desarrollo durante este periodo, así como el impacto que han tenido estas actuaciones en el terreno.

El director general Jesús Gamallo, acompañado de la subdirectora general de Cooperación Exterior, Pilar Romero, recibieron a una representación de las ONGD integrantes de la Campaña Mundial por la Educación (CME) en Galicia. En esta reunión se dieron a conocer los resultados de este segundo informe de la CME sobre la ayuda que el gobierno gallego destina a financiar proyectos de educación en países en desarrollo, en el marco del II Plan Director de la Cooperación Gallega (2010-2013). (Puedes consultar el informe completo en el enlace al final de esta noticia).

El estudio cuenta con 28 testimonios que explican el impacto que estos proyectos han tenido en la población beneficiaria en temas como la mejora de la educación, el aumento de la propia autoestima y conciencia de la dignidad personal, la participación social, la tolerancia, la igualdad de género, la sensibilidad intercultural o el cuidado del medio ambiente. Por otra banda, los proyectos han mejorado la formación y la capacidad de los docentes para desenvolver proyectos pedagógicos innovadores y han tenido un efecto significativo en la capacidad para emprender nuevos proyectos empresariales individuales y colectivos que contribuyen al desarrollo económico local.

En el contexto de debate de la nueva agenda post-2015, que definirá un nuevo conjunto de objetivos de desarrollo a nivel global con una atención especial a la educación, la Cooperación Gallega, pese a considerar a la educación como un sector de especialización, realiza una inversión cautiva en ayuda oficial al desarrollo (AOD), lo que afecta a la financiación de los proyectos centrados en este sector.

Disminución de la ayuda

La disminución del 57% en el presupuesto desembolsado entre 2010 y 2013 ha provocado que en la actualidad la Xunta únicamente destine un 0,04% de su presupuesto consolidado a la cooperación al desarrollo, situándose en 2014 en los 4 millones de euros. Entre 2010 y 2013, la ayuda gallega destinó 3,6 millones de euros a educación, un 13% del total desembolsado, lo que representa un promedio de 33 céntimos por habitante y año. Con respecto al período 2006-2009, se invirtieron cerca de 2 millones de euros menos. La ayuda en educación benefició a más de 32 mil personas y se concentró en el terreno de la educación técnica, la educación primaria y la educación universitaria.

Con todo, hay que señalar que únicamente un 4% de la ayuda total desembolsada se destinó a la educación básica, lejos del 8% de inversión que demanda la CME. El estudio valora el nivel de inversión presupuestaria y de previsibilidad de la ayuda como negativos ya que afectan a la capacidad para contribuir al objetivo global de conseguir una educación de calidad para todas las personas e impiden un mayor impacto de los proyectos e intervenciones financiadas.

Por contra, entre 2010 y 2013 la ayuda gallega en educación mejoró en los criterios de eficacia en términos de concentración geográfica y de aumento del tamaño presupuestario de las intervenciones financiadas. Por otra banda, se trata de una ayuda canalizada mayoritariamente a través de ONGD (80% del total desembolsado) y de convocatoria pública (94% del total desembolsado).

Recomendaciones para el III Plan Director

En cuanto a las recomendaciones, el estudio reseña la necesidad de garantizar una mayor financiación de la política pública de cooperación al desarrollo de la Xunta de Galicia que garantice la previsibilidad de sus recursos y permita aumentar la aportación de la ciudadanía gallega a la realización del derecho a la educación de todas las personas.

Al mismo tiempo, hace falta destinar mayores recursos a la educación básica y profundizar en el compromiso con los Objetivos de Dakar de Educación para Todo/as. Para esto, en el III Plan Director de la Cooperación Gallega (2014-2017) resulta necesario focalizar recursos y esfuerzos en las cuestiones de acceso, calidad y equidad educativas que integrarán la nueva agenda global en educación.

Por último, para mejorar la calidad de las intervenciones financiadas por la Xunta  tendrá que apostarse por la financiación de proyectos integrados en marcos de actuación a medio plazo, que fomenten la actuación complementaria entre actores y agentes de cooperación, y destinar recursos a generar una cultura de aprendizaje y gestión del conocimiento en educación sobre la base de evaluaciones e investigaciones de calidad. Para catalizar estos esfuerzos se sugiere la creación de una mesa sectorial en educación con la participación de los principales actores públicos y agentes de cooperación en educación.