Volver

22/09/2009

Primer Premio Nacional de Educación para el Desarrollo Vicente Ferrer

El Premio Nacional Vicente Ferrer de Educación al Desarrollo no conlleva dotación económica y consiste en la participación en un Seminario de Intercambio y Formación en Buenas Prácticas en Educación para el Desarrollo, que se celebró del 31 de agosto al 5 de septiembre en el Centro de Formación de la Cooperación Española en Antigua (Guatemala).

El I Premio Nacional de Educación para el Desarrollo Vicente Ferrer, que conceden la AECID y el Ministerio de Educación, ha sido concedido a los quince centros educativos de todo el país que mejor han trabajado en su programación la Educación para el Desarrollo. Los objetivos de este reconocimiento son la promoción de una ciudadanía global y de una cultura de solidaridad comprometida en la lucha contra la pobreza y la exclusión, así como la promoción del desarrollo humano y sostenible a través de la educación desde un enfoque de los derechos y con perspectiva de género.

Los quince premiados son: los centros de Pamplona Arturo Kanpión y San Francisco; San Blas de Valdeverdeja (Toledo); Sanchis Guarner, y Berenguer Dalmau en Valencia; los institutos madrileños Ortega y Gasset, Las Rozas y Nuestra Señora de Fátima; Lluisa cura, en Barcelona; Enrique Flórez, en Burgos; el instituto Carlos Casares, en Orense; el centro Realejos, en Santa Cruz de Tenerife; la escuela cantabra Valentín Turienzo; el centro Virxe da Cela Monfero, en La Coruña y el Instituto Isla Verde de Algeciras, Cádiz.

El Acto de Entrega de Premios, enmarcado en la recepción del Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, a la Cooperación Española, tuvo lugar el 14 de septiembre en la sede de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). En él participaron el Ministro de Educación, Ángel Gabilondo, la Secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, la Directora de la AECID, Elena Madrazo, y Moncho Ferrer, en representación de la familia de Vicente Ferrer.