Volver

17/11/2009

¡Basta de promesas incumplidas! ¡Basta de excusas!

foto Plaza St Jaume

El gobierno catalán ha decidido reducir la partida presupuestaria de cooperación Internacional de 49 millones de euros en 2009, a 39 millones en 2010, un recorte de más del 20% en términos absolutos. Esta decisión deja el 0'7 prometido hace tan solo tres años en un 0,4% escaso, se trata de un incumplimiento de la Ley de cooperación.

Los recursos que se destinan desde Catalunya a estas acciones no son suficientes ni son la solución a la pobreza, pero constituyen un reconocimiento de la deuda histórica asumida como sociedades enriquecidas, y una muestra de la voluntad social y política de no olvidarlo, y de trabajar por un mundo más justo y menos desigual.

En Catalunya, la gente, sí es solidaria. Es en los momentos difíciles cuando demostramos lo peor y lo mejor de lo que somos capaces. La tradición y el tejido social catalán demuestran que Catalunya es, ha sido y será muy solidaria con otros pueblos y culturas. Mientras empresas e instituciones retiran su apoyo a las ONGD, la mayoría de los particulares mantienen con sacrificio sus cuotas, nos hacen saber como valoran el trabajo de nuestros y nuestras cooperantes en el exterior y algunos nos dedican todavía más tiempo. Una encuesta del propio gobierno catalán del mes de mayo de este año, ya en plena crisis, confirmaba que el 86,4% de la población catalana era partidaria de dedicar una parte de los recursos de la Generalitat a cooperación internacional, y que la gran mayoría entendía que también debía ser así en situación de restricción presupuestaria.

No renunciaremos al 0,7 y por eso no aceptamos ni un recorte más. No vamos a resignarnos ni acostumbrarnos a que los partidos ignoren lo que nos han prometido en sus programas, en sus leyes y en todos los planes de trabajo que hemos hecho conjuntamente.

Extracto del Manifiesto de la Federación Catalana de ONGD