Volver

18/05/2009

Benedetti entre nosotros y nosotras

Mario Benedetti

por Carlos Escuder, Secretario General de Educación Sin Fronteras

 

Benedetti se nos fue, nos dejó. Y uno se queda pensando en lo que duele el duelo de las personas que se quedan. Esta vez sí que se hace pesado digerir la noticia de la pérdida de una persona singular a la cual me une no sólo su poesía, que me acompañó en casi todas las décadas de mi vida, en la lucha, en los amores, en las pasiones, en la tristeza, en el exilio, sino también el haberlo conocido personalmente y tener el privilegio de haberlo alojado en mi casa.

Por eso duele la pérdida de personas así, tan nuestras, tan queridas, tan de andar por casa. Las cosas vienen mal en estos tiempos. La muerte de Idea Vilariño ya fue un golpe duro de soportar en Abril, pero Mario nos dejó hecho añicos. A él se le apagó la Luz hace años y ahora nos deja a oscuras a todos. Bueno, casi a oscuras pues siempre en lo por venir, nos orientará ese rayito de sol que nos llega a través de la voz de Daniel Viglieti o Joan Manel Serrat (entre tantos otros que cantan sus versos) y de sus libros, siempre de actualidad. Me siento contento de haberlo conocido, es de toda mi vida una de las personas que conocí que representa más a mi historia y la de mi entorno.

¿Dónde mejor que desde esta página web de Educación Sin Fronteras para rendirle un tributo al hombre que no tuvo fronteras y que luchó por educar a los pueblos en la sensibilización en valores humanos?

El legado que nos deja nos habla de lealtad, solidaridad, libertad, justicia y amor, en mensajes sencillos para que pudieran ser comprendidos por todos (con lo dificil que es escribir sencillo) y que medio en broma, medio en serio, dijo una vez "Cuando me entierren, por favor, que no se olviden de mi bolígrafo" indicando de esa manera su necesidad de escribir donde fuera (un metro, una parada de omnibus, la servilleta de un café).

Hoy, cuando la noticia nos derrumbó a todos y siento la necesidad de compartir con todos vosotros todas esas cosas lindas que Mario nos dejó (y me va a seguir dejando) solo se me ocurren dos frases suyas, una sobre la muerte: "después de todo la muerte es sólo el síntoma de que hubo vida"..... y la otra sobre su intención manifiesta de permanecer en todos nosotros cuando escribió " .....mi táctica es quedarme en tu recuerdo, no sé cómo ni sé con que pretexto, pero quedarme en vos.....", y ¡claro que se queda dentro nuestro!....¡vaya si se queda!.

Carlos Escuder
Secretario General de Educación Sin Fronteras

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino

y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.