Volver

12/03/2009

Maragall: 'Mejorar la educación, pero con la complicidad de la comunidad educativa'

Ernest Maragall

Este ha sido el mensaje que ha lanzado hoy el conseller d'Educació de la Generalitat de Catalunya, Ernest Maragall, en su presenteción en el Forum Europa en Madrid, ante representantes de instituciones educativas de todo el Estado Español. Presentado por la ministra Mercedes Cabrera ha defendido reiteradas veces que en Catalunya no existe un problema del uso de la lengua propia y de la lengua del Estado ante una batería de preguntas que se alejaban de la profundidad que merece el análisis de la situación educativa.

Maragall ha dejado claro que "es un momento para reformas y que queda prohibida la pasividad". Ha proclamado que la educación es el elemento de cohesión i el motor del cambio social y económico. El conseller dijo que Catalunya se ha empeñado en que la educación sea una prioridad nacional y ha presentado la estrategia que ha de conducir a la aprobación de la nueva ley en no más de 3 meses con el apoyo también de CIU. Añadió que "se busca una ley eficaz que dé respuesta a los nuevos retos."

Se trata de modernizarlo todo partiendo del capital que se ha acumulado a partir de las anteriores reformas. Ha insistido en que hay que ver bien cuál es el retorno que el sistema educativo aporta a la siociedad, pero analizando el contexto local más allá de la información que nos ofrecen estudios globales.

"Para nada estamos ante una situación fàcil, bien al contrario es compleja y produce inestabilidad en el modelo. Ante esto lo que hay que hacer es fortalecer las instituciones educativas, devolver la confianza entre sociedad y escuela, reconocer, empoderar y reestablecer el prestigio de maestros y maestras y mejorar los resultados educativos."

También apuntó la necesidad del equilibrio entre escuela pública y escuela privada, sin dejar que para nada la excelencia se sitúe en la segunda. Hay que aspirar a que la escuela pública tenga la máxima ambición de calidad. Maragall está convencido de que hay que dar autonomía, capacidad de liderazgo y establecer criterios y mecanismos de valoración a la vez que se refuerza a los gobiernos locales.

Maragall finalizó su intervención destacando la prioridad de su conselleria en la lucha contra el fracaso escolar y en establecer buenas conexiones entre la formación y la empresa, el uso adecuado de las TIC, el plurilingüismo y también alcanzar una cobertura immediata del 60% en educación infantil. Aseguró para acabar el éxito de los programa de acojida y dio por superadas las interrogantes planteadas inicialmente sobre que estas iniciativas fueran realmente integradoras e insistió en que sin complicidad con los maestros y maestras no puede haber reforma educativa.