Volver

17/06/2009

¿Qué hay detrás de los graves enfrentamientos de la Amazonia Peruana?

Marcha indígena en Ucayali

Los enfrentamientos en la Amazonía peruana han sido noticia estos días a raíz de la lamentable pérdida de vidas humanas. Han llamado nuestra atención sobre un punto del planeta donde conviven varios pueblos, etnias y grupos lingüísticos, y a la vez grandes intereses económico-mineros. La sociedad peruana e internacional está conociendo distintos rostros de este conflicto, que va más allá de la zona en sí.

Desde el 2008, con motivo de la firma del tratado de libre comercio entre Perú y EE. UU., la Amazonía peruana se ha convertido en el foco de atención de muchos sectores. De un lado se agilizaron una serie de leyes para promover las grandes inversiones en esta zona, reconocida por sus yacimientos de petróleo, gas y minerales. Frente a ello, las organizaciones de las más de 50 etnias y grupos lingüísticos de la zona, iniciaron a expresar un punto de vista contrapuesto.

A partir de allí una serie de acontecimientos fueron mostrando la pugna entre las dos posturas, que en el 2008 supuso la anulación de algunas de las leyes. No obstante, las que tenían que ver con los temas de las tierras de las comunidades indígenas, los bosques y el agua, seguían esperando su aprobación en el Congreso. A raíz de ello se inició la huelga en las zonas del norte de la Amazonía, departamentos de Cajamarca y Amazonas, liderados por los pueblos Awajun-huampis, que el viernes 5 pasado tuvo un desenlace fatal, con el enfrentamiento directo entre los manifestantes y la policía, con un saldo de víctimas aún por confirmar.

A partir de allí, las noticias emitidas desde los medios de comunicación a nivel del país trataron inicialmente de crear una imagen que favorecía las decisiones del Gobierno, y conforme pasan los días muestran el otro rostro del conflicto. Cientos de miles de familias ligadas a los pueblos Ashuar, Jibaro, Awajun, entre otros, que habitan este vasto territorio, mostraron ante los ojos de la sociedad peruana y mundial, un enorme bagaje de símbolos, costumbres y valores, no tomados en cuenta al momento de definir un problema central: Qué modelo de desarrollo es el más acorde para estas regiones. De cara al futuro aparece otro problema importante, explicado por los dirigentes: las "heridas están abiertas". El enfrentamiento supondrá un proceso traumático a superar lentamente. Mientras, es necesario el diálogo para superar la tensión que sigue latente, puesto que otras regiones han iniciado huelgas en respaldo al movimiento de Bagua, Jaen y Amazonas.

El día de ayer, según informan los diferentes medios, las "... protestas fueron masivas y pacíficas en la mayoría de ciudades, salvo en Huancayo, Tacna y Puno, donde grupos de manifestantes se enfrentaron a la policía y causaron destrozos.." La República 12/06/09. Esto muestra que el problema ha trascendido el ámbito de la Amazonía. En la capital, "...Decenas de miles de manifestantes marcharon ..., en una de las mayores movilizaciones de los últimos años, para expresar su rechazo a la intención gubernamental de vender la selva, mediante cuestionados decretos legislativos y sin considerar que se trata de territorios que pertenecen por milenios a las comunidades originarias." Diario La Primera 12/06/09.

Mientras eso ocurre en las calles, en el Congreso se decidió suspender los decretos en cuestión. Medida que, a opinión de los dirigentes del movimiento amazónico y la oposición, no es suficiente, solicitando la derogatoria de los mismos, hecho que fue planteado en meses pasados desde la Defensoría del Pueblo, tomando como base el convenio 169 de la OIT.

¿A dónde apuntan los actuales desencuentros? Un escenario negativo sería el que señala el periodista César Hildebrant:"Todo indica que, tras un periodo de reincidente "prosperidad falaz", el Perú se encamina a una nueva confrontación surgida de otra quiebra del sistema de representación." Y reafirma los dos grandes paradigmas del sistema político peruano de los últimos 20 años "... de esa confrontación quizá emerjan las dos pesadillas adversarias con las que sueñan miles de peruanos: o el golpe fascista y restaurador que ponga el orden de los viejos máuseres; o el movimiento popular, con base indígena, que repita la historia de Mahuad en Ecuador y el milagro electoral de Evo Morales en Bolivia."

El Foro de ONGs españolas en Perú, junto con otras organizaciones de cooperación exterior, vienen emitiendo pronunciamientos llamando a la transparencia de la información y al diálogo, como primeros pasos en medio de la actual crisis. Se espera que las diferentes posiciones de la sociedad peruana vayan confluyendo sobre alternativas, aunque se espera que esto no sea un proceso fácil.