Volver

29/01/2010

El Ministro de Educación, Ángel Gabilondo, propone un gran “Pacto de Estado Social y Político por la Educación”

Educación para el Desarrollo

Te invitamos a participar con tu opinión.  Estamos frente a un tema que seguro te interesa y tienes mucho que decir.

Gabilondo apuesta por  reformas educativas que cuenten con el apoyo de dos tercios del Parlamento para poder implantarse "232 parlamentarios". Esta semana, ante representantes de las comunidades autónomas, presentó 104 propuestas que considera deberían quedar recogidas en el mencionado pacto.

 

En el estado español en los últimos años hemos asistido a  la aprobación de la LOGSE (Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo) en 1990, la LOCE (Ley Orgánica de Calidad de Educación) en 2002 y la LOE (Ley Orgánica de Educación), la más reciente, en 2005. Las tres se aprobaron sin alcanzar esta mayoria ahora pretendida.

Proponemos la lectura del Documento de propuestas para un Pacto Social y Político por la Educación, que refleja los Objetivos de la Educación en España para la década 2010-2020, las propuestas para las diferentes etapas educativas que, entre otros  temas, trata sobre el profesorado, la convivencia escolar y la educación en valores.

Precisamente este punto, en tanto que concierne estrechamente al trabajo que realiza EDUCACIÓN SIN FRONTERAS (ESF), plantea un concepto de educación que compartimos. Más allá de la adquisición de conocimientos y la preparación para acceder al mercado de trabajo, la educación debe contribuir a la formación de personas activas y "debe tener los criterios necesarios para enfrentarse a un mundo abierto y en continuo proceso de cambio". La propuesta del Ministerio hace referencia también a la "promoción a todo el alumnado de los valores propios de una sociedad democráticamente avanzada y de mejorar la convivencia en todos los centros educativos". A propósito de este concepto de Educación Integral y de sociedad democrática avanzada, proponemos se considere la visión  de  ESF: apostamos por una Educación participativa, comunitaria y transformadora, ya que consideramos que la educación es, además de una necesidad básica, un derecho humano fundamental y la clave para la transformación social, para poder afrontar los retos actuales derivados de la injusticia y la desigualdad en el mundo.

Ante la  propuesta 57, desde Educación Sin Fronteras sin ninguna duda se podría  trabajar en el diseño, desarrollo y evaluación de los proyectos educativos encaminados a promover la cultura de paz. También destacamos la inclusión de la propuesta 58, que incorpora Planes de Convivencia que tengan en cuenta la diversidad cultural e ideológica, la igualdad entre hombres y mujeres, así como la 59, centrada en impulsar que en la elaboración y aplicación de estos Planes participen de forma activa todos los sectores de la comunidad educativa. Para éstas,  nuestro conocimiento y experiencia podría ser una buena aportación, un saber  que proviene también de otros países en donde se está desarrollando una importante labor junto a organizaciones locales vinculadas estrechamente a nuestra asociación, especialmente en lo que nosotros definimos como  línea transversal de género y de  participación de las comunidades educativas. En cuanto a la propuesta 60, que plantea impulsar la educación en valores desde todas las áreas o materias, promoviendo el respeto a los derechos humanos, la igualdad entre hombres y mujeres, nos permitimos aportar una visión más amplia de los derechos humanos, apuntando  una perspectiva que va más allá de su respeto y desarrollo en el estado español, como decíamos, la educación es un derecho humano, recogido como tal en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) y en la Convención sobre los Derechos de la Infancia (1989). Todos los seres humanos y en todo el mundo tenemos derecho a la Educación y a acceder a todas las oportunidades sin ningún tipo de discriminación, algo que también debe trabajarse desde esta perspectiva en los centros escolares.

Finalmente, decir que deseamos se avance en un acuerdo que se proponga,  además de por mayoría parlamentaria de dos tercios (un gran paso constratándolo con las anteriores leyes de educación),  la participación plena de  toda la comunidad educativa. Es evidente que estas medidas también implicarán dotar de recursos al sistema educativo para seguir avanzando hacia una educación de calidad, pública, y de igualdad de oportunidades.

Este pacto no se debe centrar únicamente en relación al fracaso y abandono escolar, es imprescindible el apoyo al profesorado, la implicación de madres y  padres, el intercambio con otras realidades educativas y muy especialmente  no debe olvidar la influencia educativa de los sectores informales, que desde los medios de comunicación poco o nada contribuyen a las propuestas que se concretan en este deseado gran pacto educativo. Creemos también que en algun momento deberán plantearse acciones de defensa de la promoción de los valores prosociales,  también desde la libertad de expresión.

Podéis ver también la  Intervención y respuestas de Ángel Gabilondo en la rueda de prensa.

Héctor Lítvan
Vicepresidente de Educación Sin Fronteras
Vocal de Comunicación

Jordi Virgili
Director Departamento de Comunicación