Volver

27/02/2012

Educación Sin Fronteras pide un pacto de Estado que garantice la calidad de la educación

Abrazo de Letras e-news

La reacción policial desproporcionada a una demanda estudiantil en Valencia ha provocado crispación y refleja el miedo de la sociedad española ante los recortes en servicios y derechos básicos.

Educación sin Fronteras (ESF) - ONG que promueve desde 1988 una educación transformadora en España y en los 11 países de América Latina donde trabaja- se muestra muy preocupada por el deterioro que las medidas de ajuste económico van provocando en la calidad de algunos servicios básicos como la salud y la educación, y en la deriva de la trayectoria actual que puede llevar a menoscabar el derecho universal a una educación de calidad.

Desde esta ONG laica, independiente y plural se pide a todos los gobiernos autonómicos y al gobierno estatal un pacto para preservar la calidad de la educación y los derechos de los colectivos de docentes y alumnos, para evitar situaciones de precariedad como la que está sufriendo la educación pública en Valencia no vuelvan a repetirse y la educación se convierta en una prioridad real para los poderes públicos.

La preocupación de ESF también se extiende al hecho de que la crispación y el miedo reinantes pueden hacer estallar en cualquier momento un conflicto que podría resolverse siempre mediante el diálogo y el debate de ideas. En este sentido el vicepresidente de la ONG, Carlos Escuder, ha recordado los versos de la cantante chilena Violeta Parra “Me gustan los estudiantes porque son la levadura del pan que saldrá del horno con toda su sabrosura”, para que la sociedad escuche a los estudiantes y sus reivindicaciones.