Volver

02/04/2012

ESF alerta de las consecuencias del recorte presupuestario en cooperación internacional

Recortes pinzas

La ONG considera desproporcionada y lesiva a los intereses de España la reducción del capítulo de solidaridad con los países empobrecidos en un 72%.

 

Educación Sin Fronteras (ESF) se suma al pronunciamiento de la Coordinadora española de ONG de Desarrollo, al considerar un golpe brutal al sistema de cooperación internacional el recorte de 1.389 millones para el año 2012, según anunció el ministro Montoro tras el Consejo de Ministros del pasado 30 de Marzo. Esta medida pone en serio peligro lo conseguido durante décadas de trabajo especializado en los países empobrecidos, y daña profundamente la imagen de España en el ámbito internacional.

La drástica reducción del presupuesto de la Agencia Española de Cooperación internacional al Desarrollo (AECID) para este año, de un 71,2%, supone un durísimo golpe no sólo a la solidaridad internacional sino también a la diplomacia española, que ha basado a menudo su influencia internacional y su presencia en foros sociales y económicos relevantes en una política activa y decidida de cooperación al desarrollo, en áreas básicas como la educación o la salud.

Esta reducción del 72% supone también una declaración formal de prioridades para salir de la crisis económica, al compararla con otras como la del Ministerio de Defensa, del 8,8% o la del Ministerio del Interior, de un 4,3%. A este respecto Xavier Masllorens, Director general de ESF, ya declaró el pasado 5 de febrero que “la cooperación internacional al desarrollo es una herramienta muy útil para colaborar en la salida de la crisis económica actual”, y corroboró esta afirmación con cifras de la aportación de las ONG al PIB español, superior al 2%. ESF está convencida de que la participación ciudadana y las redes de solidaridad Norte-Sur que tejen las organizaciones sociales son imprescindibles para configurar un mundo menos desigual, más humano y sostenible.

ESF trabaja, cada vez con mayores dificultades pero con el mismo convencimiento, por el derecho a una educación de calidad para todas las personas junto a 37 organizaciones locales de 11 países de América Latina con las que comparte este objetivo desde hace 24 años. Esta labor puede verse seriamente comprometida si las administraciones públicas españolas nos abandonan en el esfuerzo conjunto de tantos años de trabajo por la educación universal.