Volver

07/05/2012

La crisis no puede legitimar el retroceso en el acceso a la educación

El grupo territorial de la CME en Catalunya organizó un debate para trasladar diferentes cuestiones y reivindicaciones a los representantes de la Comisión de Cooperación y Solidaridad del Parlamento.

 

La mesa contó con algunas ausencias, pero abrimos el debate moderado por la periodista Clara Darder, con Beth Abad de CiU, Núria Segú del PSC, Miquel Carrillo de ERC y Carmen Romero de C’s. Las cuestiones se introducían mediante vídeos grabados en la Escuela de Adultos Martinet de Nit y el Centro Abierto Navas de Barcelona que planteaban la cuestión de fondo: la igualdad de oportunidades en la educación y como estas determinan el futuro no sólo de las personas sino del conjunto de la sociedad.

La mesa partía del consenso en la necesidad de apostar por la educación y por las políticas de cooperación que fomentan la educación. Ahora bien las propuestas de como garantizar estas políticas en un contexto de crisis económica penetrante cómo es el actual no fueron tan claras y mucho menos consensuadas. Desde CiU se propuso apostar por políticas de mecenazgo y patrocinio y para complementar la tarea impulsada desde el Gobierno con la acción hecha por las ONGD. Por otro lado, el resto de partidos se centraba al pedir una priorización de las políticas sociales que se tradujera en dotaciones económicas consecuentes.

Ante el debate y las ideas planteadas por la mesa desde la CME queremos hacer públicas las siguientes reflexiones y demandas:

- Hace falta un compromiso por parte de los partidos políticos y las instituciones para abordar estos debates asumiendo su responsabilidad como agentes generadores de pedagogía social. No se puede contraponer el gasto público en casa nuestra al gasto en políticas de cooperación. Si bien los capitales no tienen fronteras hay que asumir que los Derechos Humanos tampoco.
- Si la Ayuda Oficial al Desarrollo es una política pública hay que garantizar su desarrollo y dotarla del presupuesto necesario. 
- Las ONGD no tienen que dar ni pueden dar respuesta a las responsabilidades de los Gobiernos en materias sociales como la educación y la cooperación. Por lo tanto, exigimos una priorización de las políticas, regida por principios como la igualdad, de tal manera que se garantice una educación pública de calidad y gratuita.

La educación es una inversión para garantizar el futuro de nuestras sociedades si hoy ahorramos en educación, la factura, en un futuro no muy lejano, puede ser muy cara en términos de desigualdad, pobreza y exclusión. La situación evidencia que lejos de acercarnos al logro de uno de los Objetivos del Milenio planteados por el 2015, cada vez estamos más lejos. La crisis económica no puede servir para legitimar las vulneraciones y el retroceso en materia de igualdad de derechos y oportunidades: “Con derechos desde el principio!”.

La Campaña Mundial por la Educación (CME) es una coalición internacional formada por ONGs, sindicados del ámbito educativo y otros representados de la sociedad civil, activa además de 120 países. Ya hace más de diez años que la CME organiza la Semana de la Acción Mundial por la Educación (SAME), una semana de movilizaciones en favor de la educación. En Cataluña la coordina Educación Sin Fronteras y forman parte Ayuda en Acción; CCOO – Cataluña; Fundación Internacional de Solidaridad Compañía de Maria (FISCO); Sindicalistas Solidarios; Sonrisas de Bombay; VOLS.

Aquí podeis ver diferentes videos de la SAME de Cataluña en la que se recogen diversos testimoniosde la sociedad catalana.