Volver

14/05/2012

"Derechos desde el principio", nuevo informe de la Campaña Mundial por la Educación

Niña del Altiplano

La Campaña Mundial por la Educación (CME) presentó el pasado 24 de abril este nuevo informe, "Derechos desde el principio", como parte de la acción para remarcar el desastroso impacto de desatender la educación y los cuidados a la primera infancia.

Derechos desde el Principio pretende remarcar una verdad que debería ser irrefutable: que cada persona es beneficiaria del derecho a la educación y la atención desde el nacimiento. Sin embargo, la cruda realidad demuestra que 200 millones de niños no se benefician de estos derechos en absoluto: el informe revisa la planificación y los presupuestos de los gobiernos (con inclusión de ayudas económicas de donantes) para demostrar que son muchos los que no dan prioridad o ni tan siquiera incluyen la primera infancia en sus estrategias educativas nacionales.

Escasamente la mitad de los países incluidos en el Informe de Monitoreo Mundial de UNESCO sobre Educación Para Todos demuestran tener programas oficiales que se ocupan de los niños de tres años o menos, y muchos de ellos no consiguen llegar más que a una minoría. La inversión media regional en educación preprimaria va del 0.5% del PIB en Europa Central y del Este a poco menos que 0 en Asia Oeste y del Sur y en África Subsahariana.

La Presidenta de la CME, Camilla Croso, declaró: “Los niños son beneficiarios de derechos desde el nacimiento, lo cual significa que todos y cada uno de los niños tiene derecho a educación y cuidados de calidad en su primera infancia; también los menores entre 0-3 años, a menudo los más desatendidos. Es inadmisible que todavía tantos pequeños estén privados de sus derechos básicos, los derechos que reflejan su dignidad humana inherente… La CME exige marcos políticos y legales exhaustivos y centrados en la infancia, respaldados por una financiación suficiente, que den respuesta al derecho a la ECCE desde el principio, propiciando el máximo desarrollo de todos los niños, sin discriminación.”

La Educación y los Cuidados a la Primera Infancia es el Objetivo 1 de los seis objetivos de la Educación Para Todos, acordados por 164 gobiernos en Dakar en el año 2000, y está declarado derecho individual en numerosos tratados internacionales y regionales. Desgraciadamente, el informe Derechos desde el Principio revela claramente que falta mucho para la realización de este objetivo. La Campaña Mundial por la Educación insta a los gobiernos a que se comprometan a:

  1. ECCE para todos los niños, sin discriminación: Los gobiernos deben garantizar la disponibilidad de la ECCE para todos los niños, tomando las medidas necesarias para superar cualquier forma de discriminación y reducir las desigualdades en el acceso y la calidad de la ECCE.
  2. Desarrollo de planes de estudios y del cuerpo docente: Los gobiernos deben garantizar que los docentes de la ECCE reciban valoración, formación y apoyo como plantilla docente profesional y que los programas ECCE integren las necesidades educativas, de desarrollo, de nutrición y salud y personales de los niños, así como de apoyo a los padres.
  3. Aumento de la inversión y mejor coordinación en educación y cuidados a la primera infancia

4.  Los gobiernos donantes deben hacer honor a sus compromisos de apoyar a todos los países   para conseguir l a Educación Para Todos, en especial el Objetivo 1.

En la actualidad, en el mundo hay 1.000 millones de niños menores de ocho años, más del 10% de la población mundial. La falta de atención a esos niños, y el impacto consiguiente por lo que respecta a sus otros derechos, sus oportunidades y sus sociedades, es demasiado devastador para seguir igual. La Campaña Mundial por la Educación urge a los gobiernos de todo el mundo para que entren en acción a fin de garantizar la realización de estos derechos: desde el principio.

Puedes descargarte el informe Derechos desde el principio más abajo.