Volver

21/06/2012

La Coordinadora de ONGDs Españolas en Bolivia denuncia la falta de compromiso del gobierno español con la solidaridad internacional

Dia Mundial Alfabetización

La anulación de la convocatoria de convenios a cuatro años supone no atender demandas y necesidades de cerca de 50.000 personas en este país. Educación Sin Fronteras desarrolla proyectos de desarrollo en comunidades indígenas y participa en la implementación de los nuevos diseños curriculares fruto de la reforma educativa aprobada por el gobierno boliviano.

 

La Coordinadora Española de ONGDs Españolas en Bolivia (COEB) –de la que forma parte Educación Sin Fronteras -ESF- ha denunciado públicamente que la cooperación internacional en España “está soportando uno de los mayores ataques que haya sufrido”, con unos recortes de más del 45% de la ayuda oficial al desarrollo por parte de la Administración general del Estado, y del 40% y 32% en el caso de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, respectivamente.

En un comunicado, la Coordinadora critica que “las administraciones públicas han apostado por una política de antisolidaridad, recortando sus aportes a un mundo más justo y equitativo de manera extrema y muy por encima de otras partidas presupuestarias”, reduciendo el porcentaje de la ayuda a un “exiguo” 0,23% del PIB, muy alejado del 0,7% comprometido por todos los partidos políticos, “incluso el gobernante”.

La COEB recuerda que la Agencia Española de Cooperación (AECID) contará este año con “una dotación de tan solo 26 millones para la convocatoria de proyectos”, y que el gobierno español ha resuelto anular la convocatoria de convenios 2012, tras haber sido realizado todo un proceso previo de identificación y preformulación.

50.000 personas afectadas

Esta situació afectará, según las entidades de la coordinadora, cerca de 50.000 personas en Bolivia, que verán afectados aspectos como la educación y formación básicas, los derechos humanos, el desarrollo productivo y la gestión de su propio territorio. La población afectada corresponde a comunidades rurales, campesinas y periurbanas, pueblos indígenas, colectivos en situación de pobreza, colectivos de mujeres y habitantes de áreas altamente vulnerables desde el punto de vista medioambiental.

“Todas estas medidas de antisolidaridad suponen cada vez más pobreza, menos acceso a los derechos humanos, al agua potable, al desarrollo rural, a la educación, al territorio…”, afirma el comunicado de la COEB, que reivindica que la cooperación “debe seguir siendo una política pública, de Estado, transparente, comprometida, continuada, a favor de la distribución de la riqueza y por un sistema en el que las personas estén por encima de los intereses económicos”.

Finalmente, la Coordinadora reafirma su compromiso con el desarrollo de Bolivia y su voluntad de seguir trabajando, “con el respaldo de nuestra base social y de la ciudadanía española, a favor de una ética pública y un mundo más justo”.

Educación Sin Fronteras trabaja en el país andino desde hace más de diez años y en la actualidad participa en la implantación de los nuevos diseños curriculares después de la reforma educativa aprobada por el gobierno boliviano y lleva a cabo proyectos de desarrollo en comunidades indígenas aymaras y urus para potenciar la educación en sus lenguas nativas y el fortalecimiento de sus derechos.