Volver

28/08/2012

Enseñar y aprender

Viñetas Francesco Tonucci

Magdalena Chiurazzi, coordinadora de la Comisión de Educación de la CME 2012, nos habla en este artículo de los materiales didácticos elaborados para la edición de este año de la Semana Mundial de la Educación y reflexiona sobre la importancia del aprendizaje en los primeros años de vida, como factor que condiciona las opciones educativas del resto de la vida.

(En la imagen, viñetas de Francesco Tonucci del libro "Con ojos de niño", recogidas en las propuestas de la CME SAME 2012)

El poder transformador de la educación y la capacidad de participación  e incidencia política de la sociedad civil son los ejes que vertebran la Campaña Mundial por la Educación.

La lectura del mundo desde la perspectiva de la solidaridad y el fortalecimiento del tejido social contribuye a la construcción de sociedades más justas donde todas las personas puedan disfrutar del derecho a la Educación.

Estas razones son las que decidieron a ESF a colaborar en la campaña desde sus inicios y a integrar la coalición estatal a partir del 2007 dando mayor entidad a la organización.

El tema de la CME SAME 2012 es el Derecho a la Educación en la primera infancia, objetivo que planteó la Cumbre de Dakar en el año 2000: extender y mejorar la atención y educación integrales de la primera infancia, especialmente de las/los niñas/os más vulnerables y desfavorecidos.

La importancia de este primer objetivo se basa en que el aprendizaje comienza en el momento de nacer. La atención educativa que un niño/a recibe en esta etapa, en el ámbito familiar y comunitario y en la escuela, condiciona las opciones educativas que tendrá el resto de la vida, ya que es este momento en el que se desarrollan las capacidades lingüísticas, cognitivas y sociales que son la base para el aprendizaje permanente. Todas ellas contribuyen a su desarrollo integral, que incluye el bienestar físico y emocional, la identidad personal y su autoestima, la capacidad de comunicarse, la relación con los demás, y el derecho al juego como herramienta fundamental para aprender y desarrollarse en igualdad, solidaridad y libertad.

La educación en la primera infancia

Las niñas y niños de 0 a 6 años son personas con derechos sociales, entre ellos el derecho a la educación, un derecho que ha de ser garantizado por los poderes públicos, y con derechos civiles que han de ser respetados por todos de acuerdo con los principios establecidos por la Declaración de los Derechos Humanos, la Declaración de los Derechos del Niño (1959) y la Convención de los Derechos del Niño (1989).

La importancia de la educación en la primera infancia, no siempre valorada en su justa dimensión, intensificó nuestra responsabilidad a la hora de transmitir en las unidades didácticas el mensaje de este año. Nos preocupó a las/los integrantes de la comisión --docentes en actividad de todas las etapas educativas y de las organizaciones-- deconstruir el concepto de que la educación infantil de 0 a 6 años  es la solución al problema del cuidado de las/los hijas/os de madres y padres trabajadores.

En la elaboración de los materiales, buscamos siempre partir de hechos significantes que motiven el interés y respondan a los objetivos planteados que buscan ser pertinentes a cada tramo de edad. Este punto de partida, además, es fundamental porque ayuda a  superar la dificultad que significa  pensar actividades para grupos desconocidos, numerosos, dispersos por toda la geografía española y de diferentes ámbitos: escuelas, asociaciones de tiempo libre, de inmigrantes, de diferentes colectivos, aulas hospitalarias, etc.

Por la significación personal que tiene la educación en la primera infancia, tema de esta edición, recurrimos en las actividades a la valoración de la misma por medio de juegos en los más pequeños y a la evocación de esta etapa para las/los más grandes. Propusimos al alumnado de primaria, secundaria, bachillerato y adultos, a las familias y las/los docentes recordar y compartir esos recuerdos que, con este ejercicio, cobraron nuevas e importantes significaciones. Cuentos, juegos, teatro, vídeos, aucas, viñetas, análisis de textos, foros, etc. sirvieron a este cometido.

Nos interesó mostrar el acuerdo de todas las ciencias, incluida la economía, sobre la imprescindible inversión que deben hacer los Estados en la educación temprana.

Las actividades sugeridas se proponen enseñar a asumir deberes y compromisos, a identificar y rechazar las injusticias y las discriminaciones, a analizar las desigualdades sociales para actuar contra ellas y a valorar la importancia de sus actuaciones porque todas/os somos responsables.

Esta práctica educativa  busca formar al alumnado para que participe de manera activa y crítica, responsable, comprometido con la sociedad y el tiempo que le ha tocado vivir.

El tema de la inversión en educación, en general, y en la educación temprana de calidad, en particular, ha cobrado, lamentablemente, plena actualidad durante el desarrollo de la CME SAME 2012 por los recortes impuestos a los presupuestos educativos.

Nuestra reivindicación por una educación de calidad para todas las personas  debe ser la de toda una sociedad movilizada.