Volver

03/09/2012

ESF apoya al sector educativo en un inicio de curso marcado por las protestas contra los recortes

foto aula vacía

La comunidad educativa asiste con preocupación e indignación al inicio del curso escolar, que este año viene marcado por reajustes de plantillas, aumento de la carga lectiva del profesorado, incremento del alumnado por aula y disminución de las ayudas a las familias, entre otras medidas. Educación Sin Fronteras (ESF) se suma a la denuncia contra los recortes, que atentan contra la calidad del sistema educativo y ponen en peligro uno de los pilares básicos de nuestra sociedad.

 

La “vuelta al cole” se presenta agitada este año. El curso empezará con protestas contra los recortes, que afectarán a cientos de miles de estudiantes de todas las edades y de todos los niveles en nuestro país, y marcado por cuestiones como la subida del IVA en el material escolar, la reducción de becas para libros, el cobro por el uso de fiambreras en los comedores escolares, el endurecimiento de condiciones para acceder a becas, el debate sobre la segregación por sexos, o el nuevo temario de Educación para la Ciudadanía. Y todo ello con el telón de fondo de la reforma educativa que prepara el gobierno para el curso escolar 2013-14.

Maestros y maestras, trabajadores de la escuela pública, asociaciones de padres y madres de alumnos, agrupaciones de estudiantes y otros colectivos implicados en la defensa de una educación de calidad han expresado su preocupación por las medidas restrictivas y han advertido que las próximas semanas pueden ser conflictivas. Huelgas, movilizaciones, amenazas de dimisión de directores de centros educativos… son algunas de las medidas de protesta que sin duda marcarán este inicio de curso.

Más alumnos y menos profesores

Entre las medidas anunciadas por el gobierno, algunas de las que han despertado mayor oposición han sido las relacionadas con el aumento del número de alumnos por aula, el incremento de horas lectivas del profesorado y los reajustes organizativos y de plantillas que, según la comunidad educativa, supondrá el despido de miles de profesionales interinos.

La subida del IVA en el material escolar y la reducción de las ayudas públicas a la adquisición de libros son otros de las medidas que han generado malestar y que afectan directamente a las economías familiares.  Las asociaciones de consumidores consideran que el nuevo IVA va a elevar un 3% el gasto para la vuelta al colegio.,y la Confederación de Padres y Madres de Alumnos estima que un tercio de las familias con hijos en edad escolar no va a poder hacer frente al coste que supone el inicio de curso.

Por una escuela pública de calidad

A pesar de que, en muchos casos, la aplicación de las medidas no será uniforme en todas las comunidades autónomas, el denominador común apunta claramente a un  detrimento de la calidad de la escuela pública en nuestro país.

Desde Educación Sin Fronteras, seguiremos poniendo todo nuestro empeño en la defensa del modelo educativo público y, en general, de la educación como un derecho esencial de las personas y base de la igualdad de oportunidades y de progreso de nuestra sociedad. Por tanto, queremos transmitir nuestro firme apoyo a la comunidad educativa y sumamos nuestro rechazo y condena a cualquier medida que atente contra un derecho social básico como es la educación.