Volver

08/11/2012

ESF se ofrece a las autoridades de Guatemala para colaborar en la recuperación tras el seísmo

Terremoto de Guatemala

Educación Sin Fronteras (ESF) ha expresado a las autoridades locales de las zonas de Guatemala afectadas por el grave terremoto del pasado 7 de noviembre su condolencia por las víctimas mortales ocasionadas por el seísmo, que ha dejado decenas de muertos, centenares de heridos y cuantiosos daños materiales. El temblor afectó principalmente a la región occidental del país, donde ESF desarrolla diversos proyectos educativos.

La delegación de ESF en Guatemala y las organizaciones socias locales (Prodessa, Serjus y otras) se han puesto a disposición de las autoridades locales y regionales para colaborar en las tareas de recuperación que deberán llevarse a cabo cuando finalice la fase de emergencia para recobrar en la medida de lo posible la normalidad en la zona afectada.

Educación Sin Fronteras ya cuenta con experiencia en este tipo de situaciones. Después de los terremotos de Haití –en 2010- y Pisco (Perú) –en 2007-, ESF trabajó conjuntamente con ONG locales para, en el primer caso, atender a la población afectada y, en el segundo caso, contribuir a la recuperación psicológica de la comunidad educativa (alumnado, docentes y familia), ayudándolos a superar su dramática experiencia desde el trabajo en las aulas.

Mejora del acceso al sistema educativo

En Guatemala, ESF lleva a cabo actualmente diversos proyectos educativos. Uno de ellos se desarrolla en la zona costera del departamento de Retalhuleu, cercano al epicentro del terremoto, con un programa de becas para mejorar la calidad educativa de niños y jóvenes.

En los departamentos de Quetzaltenango, Totonicapán y Sololá, ESF promueve el asociacionismo y la participación de jóvenes de comunidades indígenas en las políticas públicas de sus municipios, fomentando la igualdad de oportunidades y el desarrollo de sus propios derechos. La coordinadora de ESF en el país, Ana Brea, se halla en estos momentos en Quetzaltenango analizando el grado de afectación que ha tenido el terremoto en el proyecto.

Finalmente, en la zona Reyna (departamento del Quiché, en la zona noroccidental del país), Educación Sin Fronteras está presente con un programa de formación de docentes para atender las necesidades de la población infantil y facilitarles una educación bilingüe (en español y en lengua maya) adaptada a su contexto socio-cultural. Esta zona rural cuenta con una población dispersa y con escasa oferta de educación primaria, lo que conlleva que muchos menores, en especial niñas, queden excluídos del sistema educativo.

 

Las personas interesadas en colaborar con Educación Sin Fronteras en la campaña de rehabilitación en Guatemala pueden hacer sus ingresos en el siguiente número de cuenta corriente: 2100-1183-33-0200107285