Volver

29/01/2013

Más empresas se unen al compromiso por el derecho universal a una educación de calidad

Logo DemiPati -2

En un contexto de globalización y crisis, la responsabilidad social de las empresas adquiere mayor relevancia. Así lo entiende un buen número de compañías que han apostado por dar apoyo a los proyectos de Educación Sin Fronteras (ESF). El Grupo Intercom, TikCode.com, Toom-Pak y Demipati han sido las últimas en sumarse a la lista de empresas que expresan su compromiso con el derecho a la educación a través de ESF.

Incorporar la responsabilidad social en la cultura corporativa de la empresa afianza su dimensión solidaria y responsable, crea nuevas complicidades en su entorno y genera numerosos beneficios sociales, humanos y también financieros.

Desde un punto de vista social, hace posible realizar proyectos de desarrollo y ayuda dirigidos a sociedades y comunidades desfavorecidas, lo que tiene un impacto positivo en la vida de miles de personas. Por otro lado, desde un punto de vista empresarial, permite mejorar la imagen corporativa, incrementar la credibilidad en la marca, producto o servicio, generar un estado de opinión favorable entre los/as consumidores/as y clientes y facilitar el lanzamiento de nuevos productos. A  nivel interno, permite hacer partícipes a todos los estamentos empresariales de este compromiso compartido, incrementar la motivación del personal y fomentar el sentimiento de formar parte de un colectivo.

Compartir valores

Educación Sin Fronteras tiene la suerte de contar desde hace años con el apoyo de empresas socialmente comprometidas con el derecho a una educación de calidad. Estas compañías nos aportan recursos que nos ayudan a llevar a cabo nuestros proyectos educativos en América Latina y contribuyen así a que miles de personas puedan tener acceso a un proceso de enseñanza o de formación que les permita mejorar sus condiciones de vida y las de sus comunidades.

ESF dispone de un código de relación con las empresas colaboradoras que asegura la coherencia entre los valores que defienden las dos partes y establece una colaboración basada en la transparencia, la independencia y la eficacia. Entre otros aspectos, el código recoge que las empresas deben respetar los derechos humanos, las convenciones internacionales sobre derechos laborales, el medio ambiente y la salud, así como no tener finalidades especulativas.

En base a este código, en los últimos meses ESF ha llegado a acuerdos con las siguientes firmas:

  • TikCode: portal de “social commerce”, a través del cual se pueden efectuar las compras habituales y recuperar un porcentaje de las mismas. TikCode.com permite a los usuarios donar el importe recuperado de sus compras a Educación Sin Fronteras y además, cede un 10% de los beneficios obtenidos a las ONG con las que colabora, según la votación efectuada por los usuarios registrados.
  • Grupo Intercom (Ventadepisos.com/Enalquiler.com): portales destinados a la venta y alquiler de viviendas, respectivamente, de toda España. Incorporan un sistema de alertas, comparadores de precios por zonas, un foro virtual para plantear dudas y solventar problemas, guías de consejos para ahorrar agua y energía en casa, y recomendaciones a la hora de comprar o vender un piso. Realizan una aportación económica mensual.
  • DemiPati: con esta expresión andaluza (apócope de “de mí para tí”), tres jóvenes de Sevilla han creado una plataforma destinada a organizar fiestas de cumpleños infantiles y otras celebraciones con un componente solidario. Los invitados e invitadas pueden convertir el regalo en una donación económica a un proyecto solidario previamente seleccionado por la plataforma entre las ONG con las que colabora. ESF está presente con el proyecto de  mejora educativa en 30 escuelas rurales de Mulukukú (Nicaragua).
  • Toom-Pak: grupo musical especializado en percusión “no convencional”. Con su proyecto ReciclART, en el que convierten objetos reciclados en instrumentos, han recorrido la geografía española. En 2010, crean el espectáculo infantil ReciclART School, que combina música y educación sobre el reciclaje para los más pequeños. Una parte de la facturación del espectáculo va destinada a Educación Sin  Fronteras.

Queremos agradecer y reconocer la importante aportación de nuestras empresas colaboradoras, que nos ayudan a hacer posible nuestro trabajo en favor de un mundo más justo y más humano.