Volver

03/05/2013

Educación Sin Fronteras condena el estado de sitio decretado en Guatemala

Estado de sitio en Guatemala

La ONG se suma a las voces que abogan por el respeto de los derechos humanos de las comunidades rurales e indígenas y el cese del conflicto desatado por las protestas contra las explotaciones mineras en la zona.

 

Educación Sin Fronteras (ESF) condena el estado de sitio decretado por el gobierno guatemalteco en algunas provincias del país a raíz de los violentos enfrentamientos registrados en los últimos días tras las protestas de las comunidades rurales e indígenas contra la explotación minera que lleva a cabo la filial de una compañía canadiense en la zona.

Los opositores a la concesión de esta explotación llevan años denunciando que la actuación contaminará los acuíferos de la zona y perjudicará notablemente los recursos naturales. Representantes de asociaciones locales vinculadas con los derechos humanos denuncian que con el actual estado de sitio, el gobierno aplica “una estrategia represiva, propia de un estado de guerra, para defender a las empresas extractivas y reprimir a las comunidades rurales y a las organizaciones indígenas”. Diversas asociaciones campesinas, indígenas, feministas, ambientalistas, sindicales y vinculadas a la Iglesia han elaborado un comunicado (se adjunta en documento anexo) para exigir el “cese inmediato de la represión” y hacer una llamada a la comunidad internacional para que vele por “el cumplimiento de los derechos humanos en el país centroamericano.

ESF está presente en Guatemala con diversos proyectos de cooperación en el ámbito educativo y trabaja desde hace años en la defensa de los derechos de las poblaciones indígenas y de las mujeres junto con organizaciones locales como Prodessa y Serjus.