Inclusión y emprendimiento de mujeres y jóvenes en la cadena de valor del cacao orgánico, en la cuenca Catamayo-Chira (Piura, Perú)

 

jóvenes en proyecto cacao orgánico Piura

ORGANIZACIÓN SOCIA:

Asociación Chira

PERÍODO DE EJECUCIÓN:

Junio 2012 – junio 2015

PRESUPUESTO:

627.800 €

ENTIDAD COFINANCIADORA:

Obra Social "la Caixa"

logo obra social la caixa

DESCRIPCION:

Educación Sin Fronteras y la Asociación Chira desarrollan un proyecto en el norte de Perú (en el departamento de Piura) dirigido a reducir la pobreza y mejorar las oportunidades laborales y el emprendimiento de mujeres y jóvenes con bajo nivel de escolaridad a través del cultivo de cacao orgánico.

La iniciativa, que cuenta con la financiación de la Obra Social “la Caixa”, se desarrolla durante tres años (junio 2012 - junio 2015) con el objetivo de formar a 1.800 productores y productoras (la mayoría son mujeres -1.043- y jóvenes -150-) de las subcuencas de los ríos Quiroz y Chipillico en este tipo de cultivo. Con ello se pretende incoporar a la mujer en la cadena de producción de este alimento, generar nuevas oportunidades de empleo e incrementar los escasos beneficios económicos que hasta ahora obtenían estas comunidades.

La zona objeto de intervención (en las provincias de Ayabaca y Piura) es eminentemente rural, con una agricultura de subsistencia basada principalmente en el cultivo del maíz, el arroz y la banana y con unos niveles de pobreza elevados (alrededor de un 30% de la población se encuentra en situación de pobreza extrema). El volumen limitado de la producción agrícola, la baja calidad de los productos, la carencia de fuentes de financiación y el poco nivel de desarrollo de las organizaciones de productores han dificultado hasta ahora la comercialización de los productos más allá de su entorno inmediato.

En este marco social, cabe reseñar que la situación de la mujer presenta además graves discriminaciones. Existe un escaso reconocimiento a sus derechos, su aportación al sistema productivo es prácticamente invisible a efectos de reconocimiento social y el nivel de ingresos es sensiblemente inferior al de los hombres. En el ámbito educativo, las mujeres mayores de 15 años analfabetas duplican a los varones de las mismas condiciones.

vaina de cacao

Cambiar la estructura social

El proyecto de Educación Sin Fronteras y Chira trabaja para revertir esta situación, proporcionando a las mujeres una formación técnica específica para poder gozar de mejores oportunidades laborales y dinamizando la actividad económica del conjunto de la comunidad a través del cultivo de cacao orgánico, un producto que se adapta perfectamente a las condiciones ambientales de la zona y que puede ser objeto de venta al exterior. (En la foto, vainas de cacao en la zona de Catamayo-Chira).

Para ello, se trabaja conjuntamente con cuatro asociacions de productores y productoras del Departamento de Piura para la comercialización hacia los  mercados internacionales. Asimismo, el proyecto se lleva a cabo de manera coordinada con la mancomunidad de municipios de Chipillico y con organizaciones de mujeres y de jóvenes.

400 hectáreas para el cultivo de cacao

Un total de 400 hectáreas de terreno se destinarán al cultivo del cacao. Todas ellas contarán con la correspondiente certificación de producto orgánico, lo que permitirá introducir el producto resultante en las redes de comercio justo.

Para facilitar el proceso de transformación, almacenamiento y comercialización, se construirá un centro de servicios técnicos, que brindará la infraestructura y el equipamiento necesarios. También se implantarán sistemas de micro-riego, de captación de agua y se habilitarán viveros específicos para el cacao.

El papel de la mujer, relevante

La mujer tiene un papel crucial en todo el proyecto, y todas las actividades previstas dedican una especial atención a este colectivo. Así, los programas incluyen, por un lado, la capacitación de mujeres en los  aspectos vinculados a la producción de cacao, a su proceso de transformación  (fermentado, secado, selección, almacenamiento y elaboración de productos derivados) y a la implantación de un sistema de certificación del valor orgánico. Por otro lado, se formará a mujeres en liderazgo de organizaciones y en manejo de herramientas de gestión administrativa. La certificación de competencias profesionales especializadas en la producción orgánica, reconocida por el Ministerio de Educación, aumenta las oportunidades de trabajo y, por tanto, de incrementar el nivel de ingresos de este colectivo.

En este sentido, el proyecto incluye también la disposición de un fondo de crédito no reembolsable para ayudar económicamente a 160 mujeres a cultivar 100 hectáreas de cacao y a emprender su propio negocio vinculado con este sector, como puede ser la elaboración artesanal de productos derivados como chocotejas –dulce de chocolate típico de Perú- o licor de cacao.

El proceso de fomento de la producción de cacao se acompaña de otras actividades productivas relacionadas, como la crianza de ganadería ovina, principal fuente de abono orgánico. En este sentido, se construirán veinte cobertizos para alojar al ganado y se ofrecerán sesiones de formación en temas pecuarios y de obtención de abonos.

40.000 beneficarios indirectos

El proyecto global se dirige directamente a una población de 1.800 productores y productoras, pero beneficia de forma indirecta a 40.000 personas, el 80% de la población rural de la zona.