Fortalecidas las capacidades formativas y organizativas de la comunidad educativa en 8 comunidades rurales de los departamentos de La Libertad, Cuscatlán, Chalatenango y Sonsonate, en El Salvador

 

educación popular

ORGANIZACIÓN SOCIA:

Fundación de Educación Popular CIAZO y Concertación Educativa de El Salvador (CEES)

 

PERÍODO DE EJECUCIÓN:

Febrero 2014 – febrero 2016 (24 meses)

 

PERSONAS BENEFICIARIAS:

Directas: 383 personas, de las cuales:

90 madres, 30 padres

110 maestros y maestras

120 escolares (jóvenes y adolescentes)

33 miembros de CEES y facilitadores/as

Población beneficiaria indirecta: 4.764 personas (estudiantes, padres y madres y jóvenes de los municipios)

 

PRESUPUESTO:

235.049 €

 

ENTIDAD COFINANCIADORA:

Junta de Comunidades de Castilla - La Mancha (185.367 €)

logo Castilla La Mancha


DESCRIPCIÓN:

 

El proyecto pretende fortalecer el concepto de escuela democrática en El Salvador, consiguiendo que las comunidades educativas (padres y madres, alumnos y alumnas, docentes, responsables de centros de enseñanza) se organicen y se involucren de manera activa en la escuela y en la definición de los procesos de aprendizaje.

El trabajo se centrará en ocho comunidades rurales de los departamentos de La Libertad, Cuscatlán, Chalatenango y Sonsonete, concretamente en los municipios de La Libertad, Aguilares, Suchitoto, Arcatao, Nueva Trinidad, Armenia e Izalco.

Se desarrollará durante dos años juntamente con la salvadoreña Fundación Ciazo (organización dedicada a promover una educación popular), y como parte de la Concertación Educativa de El Salvador (CEES), entidad creada a principios de los años 90 a instancias de la UNESCO, después del conflicto armado que asoló el país, con el fin de aglutinar organismos populares dedicados a fortalecer los procesos educativos en el territorio con un enfoque de igualdad y respeto a los derechos humanos.

El proyecto parte del diagnóstico que Educación Sin Fronteras y sus contrapartes realizaron hace unos años en el país para establecer las bases de una propuesta de Escuela Democrática.

Aquel diagnóstico puso de manifiesto la escasa cultura de participación ciudadana que existe en El Salvador y la debilidad que tienen las estructuras organizadas de la sociedad civil para formular propuestas en relación a aspectos específicos, como es el tema educativo. El concepto tradicional de la educación ha estado vinculado al propio edificio escolar y ha dejado de banda cuestiones como la participación democrática de la comunidad educativa en el diseño de los planes formativos o el fomento de la equidad de género en un país donde la mujer sigue sufriendo una grave discriminación.

Además, también se observó que el profesorado necesitaba formación en innovación pedagógica, enfoque de género y el trabajo con nuevas tecnologías.

De esta manera, el presente proyecto pretende promover una educación transformadora como medio de contribuir al desarrollo integral, sostenible y democrático de los municipios, a la mejora de la condición de vida de sus habitantes y al respeto a los derechos de todas las personas.

Líneas de actuación

El trabajo que se llevará a cabo tendrá 3 ejes:

  • Actualización de la diagnosis de la situación educativa en los municipios de intervención, para conocer con exactitud necesidades y dificultades existentes.
  • Desarrollo de un programa de formación dirigido a alumnos/as,  padres/madres y docentes para aumentar la sensibilización en temas como la democracia, la participación, el género o la educación para toda la vida. Este programa, en que participarán 383 personas, ha de permitir fortalecer las organizaciones existentes y, en definitiva, crear nuevos espacios de reflexión conjuntos para debatir y plantear propuestas educativas que puedan ser implantadas en sus respectivas comunidades.

Dentro de esta estrategia, se implantará un diplomado en formación de Educadores Populares para Escuelas Democráticas, que constará de cuatro módulos específicos: de 4 módulos específicos: democracia y ciudadanía; organización y participación; género; y educación para la vida. Los futuros diplomados se convertirán en personas referentes dentro de sus comunidades para desarrollar el concepto de escuela democrática.

  • Labor de incidencia ante el gobierno salvadoreño para que se incorpore en las políticas educativas la idea de escuela democrática, así como una visión de la enseñanza como un proceso de formación integral de las personas, alejada de la concepción mercantilista actual basada en formar trabajadores para el mercado laboral. El actual modelo educativo no refleja la realidad de las comunidades rurales ni se adapta a las necesidades de las familias campesinas.