Educación para la Salud: Ganando la partida al Mal de Chagas en el municipio de Sacaba, Cochabamba

Contraparte
CETM (Centro de Estudio y Trabajo de la Mujer)
Inicio del proyecto
de enero
Finalización
de noviembre
Origen de las subvenciones
  • logo ACCD
  • logo JCCLM
  • Logo Junicon

        foto casa Chagas

        English

        La enfermedad de Chagas es una de las enfermedades más olvidadas del mundo. Anualmente afecta entre 16 y 18 millones de personas y mata a otras 50 000. Se calcula que el 80% de los contagios son producidos por la picadura de la vinchuca, insecto que vive en grietas de paredes o tejados de paja y adobe. Se encuentra principalmente en zonas rurales y barrios pobres de las ciudades de Latinoamérica. Bolivia es el país con mayor número de afectados por Chagas: el 13% de los fallecimientos de personas entre 15 y 75 años se debe a esta causa. Estrechamente vinculada a la pobreza, el mal de Chagas llegó a ser tristemente conocido como "la enfermedad de los pobres".

        Conoce los factores de riesgo de la enfernedad

        Para luchar contra el Mal de Chagas, Educación Sin Fronteras y el CETM (Centro de Estudio y Trabajo de la Mujer) han desarrollado actividades desde el 2003 en la zona de Cochabamba (Bolivia). El programa empezó con el objetivo de fortalecer los mecanismos públicos y privados de prevención, control y protección contra la enfermedad. A este fin, se diseñó un cordón epidemiológico para mejorar las condiciones de salud de las familias más desfavorecidas de las 23 comunidades campesinas del Municipio de Sacaba,  involucrando así a cerca de 2 millones de personas.

        Una de las mayores iniciativas del programa ha sido la creación de los Puestos de Información del Vector (PIV) y la formación de líderes para ocupar estos puestos, tanto en el ámbito comunitario como escolar. Estos puestos de información permiten a los habitantes de las comunidades en un caso y a los alumnos en el otro, de disponer de un punto de referencia por todo lo que se refiere a la enfermedad. Por ejemplo los PIV, estando vinculados al sistema de atención primaria de salud, promocionan lugares donde realizar el diagnostico y tratamiento gratuito de la enfermedad a los niños/as menores de 15 años.

        Puesto de información del vector

        En sólo seis años de trabajo en la zona, ya se ha podido conseguir:

        • Conseguir un cordón sanitario más seguro en relación a la enfermedad;
        • organizar la casi autosostenibilidad de los 28 PIV creados por Educación Sin Fronteras;
        • consolidar la transversal de Educación para la Salud en la temática de Chagas;
        • dar seguimiento a la refacción y mantenimiento sostenible de muchas viviendas del cordón epidemiológico;
        • fortalecer los mecanismos de coordinación entre las autoridades municipales de salud y de educación para apoyar el funcionamiento de los PIV (más de 150 a nivel nacional);
        • sistematizar la experiencia recogida;
        • mejorar las capacidades de negociación de los colectivos de base, principalmente organizaciones de mujeres.

        Se han producido muchos logros pero el mal de Chagas aún no ha desaparecido totalmente de la zona. Por desgracia, todavía existen organizaciones que no asumen completamente la sostenibilidad de los PIV: las instituciones privadas no se encargan plenamente de las tareas y las públicas no otorgan los instrumentos y recursos necesarios para gestionar las actividades de prevención y su fortalecimiento. Aunque el programa de Educación Sin Fronteras contra el mal de Chagas haya llegado a su final institucional, creemos que se debería seguir actuando junto con el CETM para continuar luchando contra la enfermedad.

        ¿Qué podríamos hacer?

        • Fortalecer la supervisión de la red de los PIV comunitarios para que pueda consolidarse como parte de la comunidad.
        • Conseguir que la "enseñanza aprendizaje" acerca del Mal de Chagas esté normalizada por la autoridad educativa correspondiente y no dejada a criterio del docente la elección de trabajar/profundizar la temática.
        • Seguir trabajando con las mujeres, agentes clave del cambio por ser responsables del cuidado de la niñez, del manejo de los animales, de las decisiones de compra y venta de productos para el hogar y de la higiene. Tantos aspectos que son primordiales en la relación con la enfermedad de Chagas.
        • Realizar seguimiento de las refacciones realizadas en las 36 comunidades en las que se ha participado, y valorar el alcance de las mejoras producidas por el proyecto.
        • Aumentar el número de comunidades en las que se participa, se refacciona y se sensibiliza.

        ¡Ayúdanos a seguir nuestra labor en las zonas afectadas por el Mal de Chagas!

         

         

        ONGD calificada por:

        • Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo

        Redes:

        • CONGDE
        • CEAAL
        • Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación
        • CONGDE